miércoles, 16 de abril de 2008

SOBRE EL CHARLY LETRISTA: Pluma absoluta

SOBRE EL CHARLY LETRISTA
Pluma absoluta

Charly García ha escrito letras alucinantes sobre la situación política del país: En “Canción de Alicia en el país” (1980) está buena parte de la dictadura, todo mientras se estaba llevando a cabo. La censura dice presente en los versos “No cuentes lo que viste en los jardines” o “No cuentes lo que hay detrás de aquel espejo”, el exilio en “te vas a ir, vas a salir, pero te quedas ¿dónde más vas a ir?”, la represión en “un río de cabezas aplastadas por el mismo pie”. La comparación con el clásico Alicia en el país de las maravillas le da un aire metafórico al texto que da como resultado una pieza de riqueza literaria. No sólo de denuncia temática vivió Charly, sino de construcciones artísticas prodigiosas. No importa si lo hizo con la intención de ser un talento literario o para eludir la censura: lo importante es que lo hizo.
De cualquier manera, hay otros temas que habitan la obra aclamada de Charly: la canción más prestigiosa del artista es “Viernes 3am” (1979), que no es otra cosa que la historia en primerísima persona de un hombre que está por suicidarse. Es posible que se mate por la inaguantable opresión política de la época (“el sueño de un sol y de un mar y una vida peligrosa/ cambiando lo amargo por miel, y la gris cuidad por rosas”) pero nunca lo confirmamos. Lo más importante es la descripción de la situación puntual (“y llevas el caño a tu sien/ apretando bien las muelas/ y cierras los ojos y ves/ todo el mar en primavera/ bang, bang, bang/ hojas muertes que caen”). Allí logra, mediante metáforas (rosas, hojas muertas) mostrar los sueños perdidos y, mediante narración precisa y detallista, representar en la mente del oyente la inmediatez del angustiante momento.
Podría hablarse de las peores letras del último García (“Noveno B”, “Me tiré por vos”, “El aguante”, etc.), pero es mejor quedarse con las que sobreviven: estas dos perlas que demuestran que no sólo Charly fue un maravilloso denunciante de los peores tiempos de la Argentina, sino que también fue un talentoso escritor.