miércoles, 3 de junio de 2009

DISCO X DISCO EL MATÓ

El mató a un policía motorizado (2004)***1/2
En este LP de 10 canciones ya está buena parte de lo que caracterizaría a la banda. Las guitarras distorsionadas, dos en total, se combinan realmente muy bien y están a la altura de los mejores ejemplos internacionales. La voz punk rústica, digna de Dos Minutos, es un agregado que introduce algo distinto en el noise, un subgénero que de tanto querer ser vanguardia terminó siendo conformista, por lo menos en la última década.
Las canciones “Diamante” y “Sábado” son de lo mejorcito del disco. Ambas podrían ser hits. Obviamente no lo han sido en el momento del estreno del álbum. Pero uno se imagina que este LP en algunos años podría transformarse en un clásico y estas dos sonarían en el MP4 de buena parte de los jóvenes argentinos (iba a decir walkman, jaa; no me animé a poner I Pod… ¡estamos en el tercer mundo!).
Las ocho canciones restantes también tienen buen nivel. Son muy dinámicas. No decepcionarían en una fiesta. Ultima cosita: Me encanta “Terrorismo en la copa del mundo”, con una primera parte instrumental de altísimo nivel.

Navidad de reserva (2005) - **1/2
Primero de los tres EP conceptuales que la banda sacó consecutivamente desde 2005 hasta 2008. Este es el de la tapa roja (tiene además un dibujo de unos caballos saliendo a jugar una carrera). Su temática sería la del nacimiento, simbolizada por lo navideño. Para mí es el más flojo de los tres EP.
La mejor canción es “El héroe de la navidad” (el estribillo es atendible, ya que cambia el rumbo de la melodía). Tal vez también sea buena “Navidad de reserva”. Pero el resto me parece descartable. No agrega nada a lo del primer disco, y encima es más breve y aburrido.
Además, el rescate de las tonadas navideñas desde lo bizarro (“Villancico de navidad”, “Noches buenas”, “El árbol de fuego”) no creo que quede muy coherente con el estilo de la banda. Me parece que es un gesto tan vacío (y desprovisto de gracia) como el que hizo Pergolini bailando “tilín tilín” de Chiquititas en el final de algún CQC viejo.

Un millón de euros (2006) - ***
El disco (EP de tapa verde) que los metió en las páginas de la prensa de Buenos Aires. Me acuerdo que la Rolling Stone decía que el tema “Amigo piedra” sonaba todo el tiempo en su redacción. Jaa. Un millón de euros fue elegido como uno de los 10 CDs del año. Y así es como un número limitado (pero no despreciable) de personas buscó el EP en las disquerías especializadas. Y otro número, mucho mayor, lo consiguió mediante descarga ilegal de internet.
El tema nombrado en el párrafo anterior a mí nunca me gustó demasiado. Me parece uno de los más previsibles de la banda. El riff inicial lo escuché 80 veces. Tiene relación peligrosa (bordea el plagio) con el “Walk on the Wild Side” de Lou Reed y con el futuro “Día de los muertos” del EP posterior.
Sin embargo, hay buenos temas: “El rey de la TV italiana”, “Vienen bajando”, “Provincia de Buenos Aires” y, en especial, “Un millón de euros”. Este último tiene un contraste maravilloso entre estrofa y estribillo.

Día de los muertos (2008)***1/2
Tercer EP y último de la trilogía. Este lleva la tapa azul y la temática es muy extraña: Tiene que ver con el día de los muertos de los Mayas, pero está todo pasado por el filtro de una película de George Romero (La noche de los muertos vivos, por ejemplo).
Es muy interesante este juego entre la muerte reflexiva real y la muerte de género, de ficción. Da frases increíbles. Una de ellas es: “ahora estoy arriba de mi casa con un rifle”. En un panorama tan solemne como el del rock argentino, nunca viene mal hacer un disco que remite a Sábados de Superacción.
Día de los muertos incluye la única obra maestra que hasta ahora compuso este grupo, “El día del huracán”. La voz está perfecta. Cuando dice “el huracán, que todo lo destruirá/ esta noche, el huracáaaaaaan”, esa “a” alargada es maravillosa. Realmente una innovación dentro del grupo, dentro del noise en general. Un nivel de musicalidad, de melodía, insólito en una canción con tanto ruido de distorsión.